Ciudadanía, Interculturalidad y Género en el PEN al 2036

Este debate contiene 5 respuestas, tiene 6 mensajes y lo actualizó Imagen de perfil de Yolanda Yolanda hace 1 mes, 4 semanas.

  • Autor
    Publicar
  • #17699
    Imagen de perfil de Maria Amelia Maria Amelia 
    Participante

    El Ministerio de Educación ha encargado al Consejo Nacional de Educación realizar un balance del PEN al 2021 y elaborar una propuesta de nuevo Proyecto Educativo Nacional (PEN) al 2036. El nuevo PEN debe elaborarse a través de un proceso participativo que permita que las expectativas y demandas de la comunidad educativa y de las diversas regiones y grupos socioculturales del país queden expresadas en las políticas educativas al 2036.  El PEN al 2021 incluyó entre sus políticas de largo plazo, la superación de discriminaciones por género en el sistema educativo (Política 4.3.) y el establecimiento de un marco curricular orientado a objetivos nacionales compartidos, unificadores y cuyos ejes incluyan la interculturalidad y la formación de ciudadanos, la formación en ciencia, tecnología e innovación, así como en medio ambiente (Política 5.1.).  No obstante, estamos lejos de alcanzar los resultados esperados de estas políticas. Predominan todavía en nuestra sociedad, ​el irrespeto de acuerdos y normas, la discriminación étnica y la violencia de género por citar algunos ejemplos.  Colaboremos, como ciudadanos y miembros de Edugestores en lograr que el nuevo PEN incluya políticas y medidas que nos ayuden a avanzar como país hacia una convivencia democrática, respetuosa de la diversidad y de la igualdad en derechos y de género.

    Los invitamos a abrir el diálogo en este foro respondiendo a  la siguiente pregunta motivadora:  ¿Cuáles son las tres medidas de política que propondría al CNE ​incluir en el nuevo PEN al 2036 ​para ​lograr un avance significativo​ en el ejercicio de una ​ciudadanía democrática, con diversidad lingüística y cultural y equidad de género en nuestro país?

    #17707
    Imagen de perfil de Gideón Gideón 
    Participante

    Previo saludos.

    Propongo:

    1. Que,  los currículos de formación profesional en las universidades e institutos superiores tengan perspectiva intercultural, de derechos, género, ambiental.
    2. Que, la formación docente en su fase inicial en sus diversas carreras o especialidades, entre otros, debe desarrollar perfil EIB.
    3. Que, en el marco de la educación como derecho, el Estado debe garantizar la sensibilización, fortalecimiento y ejercicio de la  participación ciudadana desde la escuela (promoción de la participación protagónica)

     

    #17717
    Imagen de perfil de Manuel Manuel 
    Miembro

    Gracias Gideón. Es importante lo que propones para la formación docente y la participación ciudadana. En un país como el nuestro en el que el racismo y la discriminación esta presente, es necesario una mirada que abarque a todo el sistema educativo, empezando por el desarrollo de competencias interculturales desde la educación básica en sus diferentes niveles y modalidades; esto teniendo como meta la construcción de una sociedad en la que se viva una verdadera democracia sustentada en el ejercicio de una ciudadanía intercultural con equidad de género.

    Invitamos a todos los integrantes de Edugestores, entre ellos a los Coordinadores Regionales DIGEIBIRA, a continuar participando con sus propuestas en relación a los temas de ciudadanía, interculturalidad y género, tan importantes en momentos que se inicia la reflexión sobre la formulación del Proyecto Educativo Nacional al 2016.

    #17718
    Imagen de perfil de Erbhing Erbhing 
    Miembro

    Estoy de acuerdo con Gideón, (1) necesitamos que la formación inicial se fortalezca en las universidades e institutos. La mallas curriculares de las universidades deben construirse de manera colaborativa y con enfoque intercultural, género y atención a la diversidad.

    Otra medida (2) sería que los maestros de los ámbitos rurales y de contextos de EIB puedan ser “Contratados” por un periodo mínimo de 3 años. Esto permitiría garantizar logros de aprendizaje en nuestros niños y niñas, y cierta estabilidad para nuestros docentes.

    (3) Una política de incentivos para los docentes que trabajan en contextos rurales dispersos y de frontera. Tenemos que atraer a los mejores docentes al área rural. Un incentivo económico de 200 soles no es suficiente… los incentivos no solo debe ser para los maestros, sino para la familia. Hacer ciudadanía también es integrar a la familia…

    #17719
    Imagen de perfil de Gloria Gloria 
    Miembro

    Buen día,

    Respecto a la pregunta de consulta; la ciudadanía, interculturalidad y género es un tema pendiente a trabajar desde el sistema educativo nacional.  Por ello propongo:

    1. Transversalizar la interculturalidad en el sector educación. Tanto a nivel nacional, regional como local. Si bien a nivel de normatividad el Minedu cuenta con la Política Sectorial de Educación Intercultural y Educación Intercultural Bilingüe aprobada mediante DS N° 006- 2016-MINEDU y el Plan Nacional de Educación aprobado con RM 629-2016 MINEDU; queda pendiente el Ministerio la asuma como sector y no limite su cumplimiento a la dirección responsable.

    2. Promover la participación de los diferentes actores educativos respecto al tema educativo. Uno de los elementos clave para construir ciudadanía es la participación, asumida como derecho y como deber. Desde el Estado, se debería promover la participación a través de espacios, mecanismos e instrumentos para una participación real en la co-gestión de la educación.

    3. Contamos con el Plan Nacional de Igualdad de Género 2012 – 2017, aprobado por DS N° 004-2012-MIMP; el reto es cómo esta política se implementa tomando en cuenta los marcos de referencia cultural de los Pueblos Originarios e Indígenas. He allí la labor educativa pendiente para trabajar el género desde una perspectiva intercultural.

    Saludos,

    Gloria,.

     

    #17756
    Imagen de perfil de Yolanda Yolanda 
    Participante

    El enfoque de género permite reconocer las relaciones de poder entre hombres y mujeres. Por ello, implementar medidas educativas con enfoque de género, implica necesariamente cuestionar las propias identidades de género de las y los actores educativos, y a su vez las formas en las que nos relacionamos y las maneras en las que se desarrolla la organización de la escuela y cultura escolar.

    Articular los aportes de los enfoques intercultural y de género, que derivan del enfoque de derechos, tiene como horizonte y sentido, terminar contra toda forma de discriminación entre las personas, sea por razones de origen étnico cultural, o por género. Las personas somos diferentes y diversas pero iguales en derechos, igualmente dignas. El problema no es la diversidad, sino la desigualdad.

    La cultura es dinámica. Está continuamente resignificándose, ello la mantiene viva en el tiempo. Son las personas quienes desde un ejercicio ciudadano pleno, deliberan y asumen comportamientos que permitan una vida justa para todas y todos. Los enfoques de género e intercultural, nutren entonces las posibilidades y horizontes de situaciones de igualdad y desarrollo para todas y todos.

    Entonces, el género se redefine y reestructura en conjunción con una visión de igualdad política y social que comprende no solo el sexo, sino también la condición étnica.

    La relación entre el enfoque intercultural y de género forma parte de la dinámica de los procesos de fortalecimiento de capacidades de las personas. Se parte de la importancia de garantizar el derecho a una educación pertinente, oportuna y de calidad para niñas, niños y adolescentes, lo cual implica garantizar iguales oportunidades de aprendizaje y desarrollo para todos. Desde esta consideración, se dialoga, se delibera en relación a las concepciones y prácticas culturales que podrían dificultar o impedir la mencionada situación de igualdad.

    Tres medidas:
    1. Enfoque de género en el sistema de formación docente, inicial y en servicio.
    2. Enfoque de género transversal en todas las áreas del currículo, en la cultura escolar y en la gestión institucional.
    3. Formación a funcionarios/as educativos de los tres niveles de gobierno en los enfoques intercultural y de género, en articulación con el MIMP, MINCUL, y la sociedad civil.

    Mantener la articulación consistente y coherente entre los enfoque intercultural y de género en las medidas de política educativa y en la acción pedagógica cotidiana del aula y la escuela, exige desarrollar constantemente argumentos sólidos basados en un marco mayor de enfoque de derechos cuyo primer y último presupuesto es que ninguna acción o práctica cultural, personal o colectiva puede vulnerar el cumplimiento efectivo de los derechos de las personas, ni de las mujeres ni de los hombres cualquiera sea su edad, su condición étnico cultural, su identidad sexual o de género, su condición de discapacidad, etc.

    Cualquier medida de política o acción o estrategia con enfoques de género e intercultural debe realizarse en diálogo con las y los actores involucrados. En consecuencia, sus voces, sus problemas, sus miradas, sus alternativas y opciones deben ser tomados en cuenta en un diálogo respetuoso de las diferencias. Solo así, tendrá éxito una política y/o una medida, es decir con el compromiso y la participación de ellas y ellos.

Viendo 6 publicaciones - del 1 al 6 (de un total de 6)

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contactanos

No nos encontramos en el momento. Pero puedes enviarnos un correo y te lo responderemos lo mas pronto posible.

Enviando

                                 

Dirección: Av. Paso de los Andes 970, Pueblo Libre | Teléfono: (051) 719-5990 anexo 158 | Email: informes@edugestores.pe

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Abrir la barra de herramientas