FORGE Informe Especial: Mejores escuelas, mayores oportunidades

galerias_4336049510166049
La escuela cusqueña que se transformó en estación de radio y televisión

Alumnos de primaria convertidos en presentadores de programas televisivos y en comentaristas radiales son la sensación en medio de las montañas de Sicuani, en Cusco. Todo gracias a Rubén Centeno, el visionario e innovador director de la I.E. 56022 de Ccochacunca que usa las cámaras y los micrófonos para reforzar el currículo.

Es un comunicador nato. Cuando Rubén Justo Centeno Carrasco conversa con alguien por primera vez, habla con una naturalidad capaz de romper el hielo más duro en la frase inicial. Su inconfundible dejo cusqueño, su locuacidad, sus conocimientos, su espíritu emprendedor y su vocación docente se combinan en una fórmula exitosa al frente de la I.E. 56022 de Ccochacunca, en la comunidad de Qquehuar, distrito de Sicuani, en la provincia de Canchis, Cusco. Es, en buena cuenta, un broadcaster rural, pero los resultados de su trabajo no se cuentan en gruesos billetes; se miden en función de las buenas notas que los chicos de su escuela obtienen en Comunicación y otros cursos gracias a los conceptos que ellos y ellas expresan en audio y video, y en cómo van fortaleciendo su personalidad y habilidades al convertirse en transmisores de conocimiento a través de la radio y la televisión.

Sí. Aunque parezca increíble, Rubén ha convertido a la modesta escuela 56022, rodeada de montañas, en una proactiva estación de radio y televisión. Continuamente se producen ahí programas para ambos formatos, grabados, filmados y dirigidos por Rubén, pero protagonizados por los pequeños. Gracias a la iniciativa de Rubén, los chicos y las chicas de la 56022 son, para empezar, las estrellas de su comunidad campesina y son vistos y oídos en la ciudad de Sicuani.

Todo se inició en el 2007. Radio Ccochacunca (104.3 FM) nace del interés de Rubén por mejorar la expresión oral de sus alumnos. Su mente innovadora lo llevó a implementar una sala de grabación dentro del colegio. Una computadora cargada con un programa de edición de audio y un micrófono fueron suficientes para comenzar a ejecutar el proyecto. El primer programa trató de la importancia del lavado de manos. El director invitó a la sala de grabación a 22 alumnos del sexto grado. Armó un guion y dividió el programa en tres secuencias para que todos los alumnos pudieran participar, en quechua y en castellano. Fueron dos horas de grabación y siete de edición. ¿El resultado? Un programa de ocho minutos en el que la participación de los chicos, debatiendo conceptos, reforzado ideas, fue fundamental. El efecto multiplicador llegó al día siguiente cuando todo el alumnado escuchó el programa. Los chicos no solo reconocieron las voces de sus compañeros, también querían ser parte de próximas emisiones.

Con la ayuda de una pequeña antena, Radio Ccochacunca usa pedagógicamente una modesta porción del espectro electromagnético y desde el 2007 transmite a las comunidades de Qquehuar, Livincaya, Ccancahua, Lari Pachuri, Pampaccalasaya y San Pablo programas hechos por los alumnos del colegio. “La experiencia dice que la radio en la escuela ayuda a los alumnos a expresarse y a comprometerse con la realidad”, dice el director.

REFUERZO DE LOS CURSOS

En clase, los profesores y alumnos comentan el tema tratado en cada programa, hilado al currículo o relacionado a una arista coyuntural. “La radio inyecta energía a la clase y le brinda recursos lúdicos. Es una herramienta motivadora que va más allá del texto escrito y de la palabra”, sostiene Rubén. Sin dejar de producir programas, actualmente él está enfocado en lograr que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones otorgue licencia de radio comunitaria a Radio Ccochacunca.

“Una escuela debe brindar a sus alumnos las condiciones para construir sus propios modelos de comunicación, y es en la primaria cuando se deben reforzar esos códigos. Siempre he tratado de generar proyectos innovadores que vayan más allá del currículo educativo regular y que se articulen con él. Eso me impulsó a este proyecto de educación intercultural bilingüe en radio y televisión”, refiere Rubén, quien ya grabó decenas de programas en audio y video con sus alumnos.

Los programas tratan una amplia gama de temas educativos, culturales, preventivos e históricos. Un día los chicos pueden hablar de cómo prevenir accidentes de tránsito y otro día sobre lo que opinan del trabajo infantil. Un día pueden dialogar en cabina sobre el cáncer y en otra oportunidad sobre la trucha. Los títulos de las grabaciones son variados. Destacan, por ejemplo, “Urpituchakuna rimaspa” (“Hablando de la salud”) y “Allinta kausakusunchis pachamamanchishuan” (“Viviendo bien con la madre tierra”), entre otros.

El éxito del proyecto radial ha sido tal que los programas, que suelen durar en promedio cinco minutos, también son emitidos por radios comerciales a manera de responsabilidad social, siempre dentro de programas de más larga duración conducidos por Rubén: “Puntos de vista” (domingos, de 12 m. a 2 p.m. por Radio Venus, 94.7 FM) e “Iskay yachaypi allinta kausakusun” (“En los dos saberes vivimos bien”, domingos, desde las 10 a.m., Radio Pachatusan, 1240 AM).

VIDEOS AMABLES

A partir del 2014 la iniciativa de Rubén literalmente tuvo rostro. Desde ese año la escuela 56022 produce también programas en video con la misma temática de los programas de radio. Hoy ambas plataformas, radio y televisión, son desarrolladas de manera paralela. Cámara en mano, el director filma no solo las actividades del colegio, también las de la comunidad. A través de guiones elaborados por él con la colaboración de los alumnos, la estación de TV de la escuela 56022 refuerza los conocimientos de los mismos estudiantes y de los lugareños en general.

Rubén llama a esos productos Videos Culturalmente Amables. La duración de cada video es también en promedio de cinco minutos, siempre protagonizado por los mismos estudiantes. El director coloca cada video en su canal de YouTube, el cual lleva su nombre. Tal como pasa con los productos radiales de la escuela, los videos son propalados a través de la señal abierta: el director conduce el programa “Yachaq qollanakuna tukuy ayllukanamanta” (“Sabedores de los diferentes pueblos”), que se emite grabado los sábados desde las 7 p.m. en Sicuani por el Canal 9 ATV Sur.

Incluso el trabajo del director y de los chicos ha ido tomando forma de algo más grande: ahora el colegio ejecuta el proyecto “Una empresa en mi escuela”, por el cual los alumnos de la I.E. 56022 continúan realizando videos y audios no solo para su reforzamiento escolar, también ha pedido de diferentes instituciones de la sociedad, siempre con mensajes que buscan mejorar la calidad de vida. Ese proyecto también incluye la enseñanza de la crianza del pez carpa y del mantenimiento de una chacra.

“NO CLAUDIQUEN”

Uno de los ex alumnos de esta escuela, Yamil Ochoa, hoy en secundaria y en las filas de otro colegio, ya es un reconocido locutor de radio que tiene un programa musical en Radio Pachatusan 1240 AM. Aprendió todo de Rubén.

El director explica que las fases de producción de videos y audios (planificación, elaboración de guiones, representación de roles o interpretación, rodaje o grabación, edición y emisión) permiten a los alumnos descubrir su propia creatividad, que se mezcla con los contenidos curriculares, con lo cual “aprenden, como en la vida, de todo un poco”.

Finalmente, Rubén da un mensaje a todos los directores y profesores innovadores de la educación pública: “No claudiquen en la ejecución de sus iniciativas, por más piedras que haya en el camino”.

0 Comentarios

Contesta

Contáctanos

No nos encontramos en el momento. Pero puedes enviarnos un correo y te lo responderemos lo más pronto posible.

Enviando

                                 

Dirección: Av. Paso de los Andes 970, Pueblo Libre | Teléfono: (051) 719-5990 anexo 158 | Email: informes@edugestores.pe

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Abrir la barra de herramientas